miércoles, 21 de septiembre de 2011

Montecassino Battlefield Tour 2011

¿Cómo llegar a Cassino?

Tomando Roma como punto de partida, unos 140 Km separan la ciudad eterna de Cassino, se presentan como opciones de transporte más cómodas el tren o el coche.

Desde Termini salen todos los días diversos trenes dirección Cassino, sin embargo dado que una vez allí la posibilidad de utilizar el transporte publico para visitar los lugares más emblemáticos del campo de batalla es nula opté por alquilar un coche en la propia Termini y conducir por la A1 dirección Nápoles hasta tomar la salida que nos lleva a la ciudad, el peaje son unos 7 € aproximadamente. Otra ventaja al utilizar un coche es la posibilidad de regresar por la costa tomando la carretera a Formia y subiendo siguiendo el mar pasar por Anzio y Nettuno antes de regresar a Roma.

¿Dónde alojarse en Cassino?

Existen diferentes hoteles y un camping en la ciudad, yo escogí un 3 estrellas (http://www.albahotel.it/) , por su cómoda situación junto al cruce que nos llevará a la abadía. Resultó ser una óptima elección, bien de precio, buenas instalaciones y personal amable se encuentra a unos metros de un supermercado, la oficina de turismo y al centro de la ciudad en un corto y agradable paseo de 10 minutos.

La Visita a Montecassino

Tomando la sinuosa carretera que asciende a la abadía, perfectamente señalizada, curva a curva contemplando el espectacular panorama que se abre desde las ventanillas del coche uno toma rápida conciencia del porque de su importancia y fácil defensa.

Ya ganada cierta altura sobre el valle se llega a la altura de Roca Janula con su castillo y el monumento a la paz. La fortaleza medieval esta actualmente en restauración y no pude acceder a su interior pero si rodear sus muros y fotografiar el patio desde la puerta y el pequeño monolito dedicado a los hombres del Essex que tenazmente y en un épico combate consiguieron mantener la posición.


Roca Janula

memorial del Essex en Roca Janula


Roca Janula

Continuamos el ascenso y poco antes de llegar al monasterio se puede ver un picacho rocoso que destaca junto a la carretera, se trata de la colina 435 o del ahorcado o verdugo , apodada así por unos restos metálicos que les parecían a los soldados aliados un cadalso.

Poco después llegamos al monasterio, de entrada gratuita pero al igual que en muchas iglesias italianas guarda un protocolo a la hora de vestir, ya sabéis ni camisetas de asas ni faldas o pantalones que queden por encima de la rodilla. La abadía sorprende por su tamaño y la dimensión de los sillares que traspasa el arco de entrada que da pasó a una sucesión de patios y claustros intercomunicados. Totalmente reconstruida aun se pueden observar daños del bombardeo en aquellas piedras y estatuas rescatadas de los escombros. La visita no nos permite recorrer mas que una pequeña parte del inmenso recinto pero si llegar a la iglesia, su cripta y un patio con unas espectaculares vistas sobre el Dead Valley, Colina 583, Snakeshead Ridge y el Cementerio Polaco.

puerta de la paz hoy en día

puerta de la paz en 1944

exteriores del monasterio de Montecassino

estatua afectada por metralla

vistas sobre el cementerio polaco

interior del monasterio
Abandonando la abadía y deshaciendo el camino se toma un cruce a la izquierda, esta indicado como tal, que nos conducirá por una estrecha carretera al parking del camposanto. Una vez estacionado el coche tomar el sendero que se abre a la derecha, tras caminar unos metros podréis vislumbrar entre los árboles el blanco anfiteatro de ordenadas lapidas que cubren la ladera de la colina. Coronado por una gigantesca águila contiene las tumbas del General Anders y su mujer, muertos en el exilio y enterrados allí por propia decisión. Completan el cementerio un altar para celebrar las numerosas misas que grupos de polacos realizan y una gran Virtuii Militari siempre rodeada de ofrendas florales.

Link: http://en.wikipedia.org/wiki/Polish_cemetery_at_Monte_Cassino


tumba del general anders e Irena Anders

vista desde el cementerio polaco

bandera polaca y emblemas de unidades

el monasterio desde el cementerio

egresando al parkig veréis indicado en un pequeño monolito de piedra el camino que nos conducirá a los diferentes monumentos que jalonan el campo de batalla de Montecassino. Antes de empezar la ruta he de advertiros que el sendero esta cerrado por una valla con candado por lo que hay que acceder por una pequeño agujero en la base de la misma, el camino semiasfaltado se hace algo duro por lo que calzado cómodo y agua se harán imprescindibles. 

cruce de caminos

Comenzando por una gran recta que transcurre en un suave ascenso paralela al cementerio se llega a un cruce que nos permitirá girar a la derecha o continuar de frente, si os adentráis entre la zona arbolada que veréis a la izquierda podréis ver restos de trincheras ya semienterradas.

Tomando el camino de la derecha se inicia el ascenso que tras unos 20 minutos nos conducirá a lo alto de la colina 583 y del monolito dedicado a los caídos polacos.Esta colina, con unas vistas panorámicas espectaculares sobre el monasterio y el valle del Liri, conforma un punto clave en el sistema defensivo alemán al taponar el acceso de los aliados desde Snakehead Ridge a la abadía.



monolito sobre la colina 583

escudo de la 3ª Div en el monolito

nombres de los caidos

el monasterio desde el monolito
Iniciamos el descenso, y nuevamente en el cruce tomaremos el otro sendero, este bordeando la colina 583 nos llevará a las ruinas de la granja Albaneta. El camino, no se puede llamar carretera presenta una fuerte pendiente a la izquierda y una abrupta pared a la derecha, en ella si tenéis ojo podréis encontrar pequeñas cuevas excavadas con explosivos por los alemanes. Semiocultas entre el espeso matorral y en diferente estado de conservación contienen numerosos restos metálicos entre los que rebuscando en la tierra puede encontrar la parte inferior de un proyectil de mortero, alambradas…

cueva alemana
Continuando la marcha pronto veréis los restos de la granja, esta destruida en los combates fue testigo de la fuerte resistencia que los paracaidistas alemanes ofrecieron ante el intento de ruptura de carros e infantería provenientes de la ruta Cavendish.

La granja aun es hoy en día utilizada para guardar ganado pero se puede entrar entre las ruinas y ver lo poco que queda del sistema de trincheras que la protegía. Un panel indicador nos señala nuestra próxima parada, los restos de un Sherman que hoy en día sirven de homenaje a los caídos del PuIk 4 Pancerny.

ruinas de la granja albaneta

ruinas de la granja albaneta


granja albaneta
Partiendo de la granja tomar el camino de la derecha, asciende en pendiente y tras caminar unos metros llegareis a la ruta Cavendish y al carro. Destruido por una mina anticarro, presenta daños en sus orugas y la torre caída en uno de sus costados, además de las placas con los nombres de los caídos una cruz formada por las cadenas de un carro preside el conjunto, el número del tanque aun es parcialmente visible en un lateral.

sherman polaco

sherman polaco


sherman polaco
No pudiendo continuar caminado en dirección a Phantom Ridge y Coll Sant Angelo al vislumbrarse un incendio forestal en esa dirección, las pasadas de los hidros son constantes sobre nuestras cabezas, decidió regresar a Cassino. En la ciudad totalmente reconstruida apenas son perceptibles las huellas de los combates solamente una placa nos recuerda que es declarada ciudad mártir por el estado italiano y merecedora de la medalla de oro por los padecimientos sufridos.

En las afueras, cerca de la estación de tren que tanto sufrimiento causó a las tropas de Nueva Zelanda se puede visitar el cementerio de la Commonwealth y el museo dedicado a la batalla de Montecassino, ambos se encuentran perfectamente indicados por paneles repartidos por toda la ciudad.

El cementerio de la Commonwealth




se abre en una amplia explanada de un perfecto césped inglés donde pequeñas lapidas con los nombres de los caídos y los escudos de sus unidades permanecen aun bajo la atenta mirada del monasterio. Al centro, unos grandes bloques muestran mas nombres de caídos entre los cuales nos sorprenden por su exotismo los de soldados pertenecientes a las divisiones indias.

Historiale di Cassino

De reciente apertura se trata de una muestra multimedia donde a través de diferentes salas con proyecciones y montajes audiovisuales se muestra la tragedia de la guerra en Italia, los orígenes de la batalla y sus consecuencias. Si esperáis ver grandes vitrinas con exposiciones estáticas este no es vuestro museo, apenas se exhiben armas o museos centrándose principalmente en el impacto visual de cada sección, destacan el video sobre al bombardeo de la abadía con un montaje espectacular entre imágenes de época y otro donde en un fondo de ruinas dos oficiales en 3 dimensiones, alemán y americano, se alternan explicando las tácticas que emplearon ambos ejércitos.

En el exterior se pueden ver los restos de un M-10 y visitar la consabida tienda y cafetería, decepcionante en cuanto a libros quizás los artículos de más interés son las camisetas y gorras con los escudos de las unidades participantes en la batalla y unas repicas de la Cruz de Montecassino.

Entrada principal Historiale di Cassino

M 10 del Historiale di Cassino
El importe de la entrada, 10 € da derecho a una visita guiada en Inglés, Italiano o Polaco donde no se pueden realizar fotografías del interior. Ojo los sábados permanece cerrado.

Por falta de tiempo no me fue posible visitar el cementerio alemán de Caira, sin embargo la distancia desde Cassino no es mucha, un corto trayecto en coche, y perfectamente señalizada.

Un consejo muy útil es que utilicéis como libro de viaje “La Batalla de Montecassino” escrito por Matthew Parker y editado en español por Inedita Editores. Aunque algo parco en fotografías de la época si contiene mapas de las diferentes fases de la batalla que serán de gran utilidad a la hora de interpretar el campo de batalla in situ. Además de contarnos los pormenores de los combate incluye numerosos testimonios de participantes en los combates que te ayudaran a poner un rostro humano a los aveces un tanto fríos memoriales. 

Montecassino antes y ahora
No ha sido fácil encontrar fotografías de la época con lugares claramente identificables, pero tras muchos buscar he recopilado unas cuantas imágenes de la zona durante o al termino de la batalla y su correspondiente hoy en día.

monolito sobre la colina 583

Roca Janula desde Montecassino

Interior de la abadía

5 comentarios:

  1. Estuviste en el cementerio alemán? Sabes si es complicado acceder en coche?

    ResponderEliminar
  2. No pude ir por falta de tiempo, se encuentra en Cairo, a unos 3 kilometros de montecassino y se que se puede acceder en coche. Te facilito un link con infromación sobre el mismo. Espero que te sea útil.

    http://www.volksbund.de/kriegsgraeberstaette/cassino.html

    ResponderEliminar
  3. Mil gracias por la info! Voy con mi novio en una semana para allí a pasar el día. Vamos en tren desde Roma y una vez allí alquilaremos coche para poder acceder a todo y si nos da tiempo, intentaremos ir a Cairo también.
    Nos ha venido genial tu post, no hay mucha gente que haga esa ruta y cuesta bastante encontrar información de la zona.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por tus palabras, si haceis ruta de senderismo no olvides el calzado comodo y mucha, mucha agua.

    ResponderEliminar
  5. De lo mejor que he encontrado sobre Montecassino. Felicitaciones.
    Raul
    (Argentina)

    ResponderEliminar